top of page
  • Corporación Papudo

El 63% de las comunas en cuarentena este año ha aumentado sus contagios

PANDEMIA. De 24 ciudades que han iniciado la fase 1 en el 2021, solo nueve han reducido sus casos. El Gran Valparaíso completo ha subido sus indicadores y el Colmed insiste en más medidas sociales.


El 63% de las comunas que comenzaron la fase 1 este año en la Región de Valparaíso han aumentado sus casos pese a la medida restrictiva, de acuerdo al análisis de los informes epidemiológicos desde febrero a la fecha yen comparación a cómo se encontraban al inicio de sus cuarentenas. Desde el 27 de febrero, cuando San Antonio inició su segundo periodo de cuarentena en la pandemia -el primero fue el año pasado- hasta ayer, cuando el Ministerio de Salud entregó el último informe epidemiológico, l5 de 24 ciudades de la zona que estuvieron o están actualmente en cuarentena (El Quisco pasó a Transición recientemente) tienen más casos que antes. Por ejemplo, Valparaíso tenía 631 casos activos antes de comenzar su cuarentena, el 11 de marzo, y ahora, en el informe emitido ayer, tiene 1.120, bajando a su vez 247 casos desde el sábado pasado, cuando se dio a conocer el in forme epidemiológico anterior. Quillota, comuna que junto a Catemu y El Quisco pasaron a fase 1 el 13 de marzo, subió de 228 a 304 casos desde que comenzó su cuarentena y bajó 35 casos desde el sábado hasta ayer. Bajo la misma lógica, Catemu subió de 37 a 57, mientras que El Quisco bajó sus casos de 44 a 22. GRAN VALPARAÍSO El Gran Valparaíso entró completamente en cuarentena el 20 de marzo, sumando a Viña del Mar; Concón, Quilpué y Villa Alemana al confinamiento que ya mantenía Valparaíso, pero pese a la medida restrictiva, todas han subido sus casos activos. La Ciudad Jardín, por ejemplo, pasó de 873 casos en el informe 104, del 19 de marzo, a 955 ahora; la comuna gastronómica pasó de 107 a 115; la ciudad del sol, de 340 a 405; y Villa Alemana, de 53 a 68. Eso sí, todas bajaron respecto al informe del sábado pasado: Viña, 201 casos; Concón, 34; Quilpué, 150; y Villa Alemana, 6 casos. Llay Llay, Cartagena y Olmué entraron a confinamiento el 27 de marzo, yen el caso de la primera comuna, subió de 72 a 92 casos activos, aunque en el informe del sábado había bajado a 70 casos. Cartagena, en tanto, pasó de 64 a 69 casos; y Olmué bajó de 52 a 35 contagios. El 1 de abril cuatro comunas más de la región retrocedieron a fase 1, y el 3 de este mes, otras tres. Una de ellas fue Puchuncaví, que pasó de 80 casos, según el informe epidemiológico 107, del 29 de marzo, a 82, bajando solo tres respecto del sábado recién pasado. Papudo, por su parte, subió de 27 a 39 casos activos; y Quintero, de 81 a 103. Por otro lado, las comunas que entraron a cuarentena en esas fechas y que han disminuido sus casos son Casablanca, que bajó de 100 casos a 80; El Tabo, de 41 a 39; La Ligua, de 85 a 80, y Santo Domingo, de 29 a 16.



Mañana comenzarán la fase 1 otras siete comunas: Algarrobo, que pasó de 45 a 53 casos activos desde el sábado hasta ahora; Los Andes, que también subió sus casos, de 119 a 205; Hijuelas, de 38 a 56; Santa María, de 43 a 45; Calle Larga, que bajó de 40 a 39; Putaendo, que subió de 39 a 44; y San Felipe, de 187 a 212. "De acuerdo al aumento de los casos activos y al alza de la positividad que hemos estado viendo en los últimos informes epidemiológicos, existe preocupación sobre el real impacto que las medidas de confinamiento estén funcionando, tanto en la comuna de Valparaíso, que ya va a alcanzar el primer mes del inicio de estas medidas, como las comunas de la conurbación que ya han superado las primeras dos semanas. Hay que insistir que el confinamiento con una alta movilidad, en realidad no es un confinamiento, y que si no hay medidas sociales de ayuda económica directa, es muy difícil conseguir que se produzca un descenso de los contagios", dijo el presidente regional del Colegio Médico, Ignacio de la Torre. "Estos se van a seguir produciendo en la medida que la gente siga viajando en metro, en micro, interactuando en un lugar de trabajo presencial, en un espacio familiar. El hecho que aumente la positividad en la región nos habla de que hay mayor cantidad de virus circulando", acotó. El seremi de Salud, Georg Hübner, explicó que "la cuarentena es una medida de shock que no nos gusta, pero es una de las más extremas que busca reducir la movilidad, lo que hoy es clave para disminuir los contagios. Y si bien sabemos que hay personas que no pueden quedarse en su casa o que se han visto muy afectadas económicamente por estas medidas, como Gobierno se han dispuesto diversos instrumentos para ir en ayuda de estas personas. Añadió que "son estrategias dinámicas, cuya efectividad está sujeta a la colaboración de todos y su implementación a la evolución de los indicadores".


Fuente: El Mercurio de Valparaíso


21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page